Embellecimiento de las piedras preciosas y como detectarlas

//Embellecimiento de las piedras preciosas y como detectarlas

Procesos de embellecimiento de las piedras preciosas

En 1980 cuando yo me gradué como gemólogo en el Gemological Institute of America en Santa Mónica California, era relativamente fácil detectar, analizar e identificar los diferentes tratamientos que existían para embellecer las piedras preciosas; solo se necesitaba un equipo básico de gemología que podía incluir un buen microscopio, refractómetro, polariscopio y una lámpara de luz ultravioleta; incluso no era necesario declarar los cambios o tratamientos, simplemente en los reportes de piedras preciosas, se daba el resultado de su análisis, colocando su especie y su variedad, ya que el comercio no exigía más detalles.

En cambio ahora en la segunda década del siglo XXI, no solo se necesita muchísimo conocimiento y experiencia, sino en algunos casos, equipos de alta tecnología para poder detectar las diversas formas que existen para embellecer las piedras preciosas. Además, es de suma importancia declarar la verdad sobre los cambios o tipos de embellecimiento que se le han hecho a las piedras preciosas, para no caer en problemas de tipo legal. Esto ha hecho que los comerciantes de piedras preciosas, los joyeros e incluso los consumidores finales, se apoyen en los laboratorios de gemología exigiendo el reporte de gemas para comercializar las piedras preciosas.

En este artículo mostraremos las principales gemas que pueden tener algún tipo de tratamiento y el procedimiento para analizarlas.

Tipos de embellecimiento

Existen dos tipos de embellecimiento, uno que sirve para mejorar o cambiar el color de las gemas, cual es el caso de los tratamientos a los rubíes, los zafiros, diamantes, Tanzanita, cuarzo y el topacio; y el otro que se usa para mejorar su claridad por medio de relleno de las fisuras, comúnmente usado para esmeraldas, rubíes y diamantes.

RUBI Y ZAFIROS

Embellecimiento térmico

La gran mayoría de los rubíes y zafiros son calentados para mejorar, cambiar o remover su color; mejorar su transparencia al fundir las inclusiones de rutilo o para curar sus fisuras con residuos fundidos. Esto ha hecho que en el caso de un rubí sin tratamiento, por su rareza pueda llegar a costar una fortuna.
El procedimiento deja sustancias amorfas en las fisuras, provocando muchos problemas entre los comerciantes, pues hace que la piedra tenga pequeñas partes no naturales. Por esta razón se llegó a un acuerdo entre los comerciantes y los laboratorios de gemología que permite clasificar en cinco niveles la cantidad de residuos en el corindón: Ninguna, menor, moderado, significativo y muy significativo. Esto permite valorar el rubí dependiendo de la cantidad de residuo.

La mejor forma de detectar este tratamiento es mediante el uso del microscopio, ya que al exponer la piedra a altas temperaturas, los cristales incluidos se funden, perdiendo su forma original y dejando en algunos casos un halo alrededor de ellos. También es muy común observar, trazas de lo que fueron agujas de rutilo, así como es muy evidente su tratamiento cuando se encuentran residuos amorfos en las fisuras.

Tratamiento por difusión

La difusión de titanio en la superficie del corindón (rubí y zafiro) fue una de los tratamientos más conocidos en los años 80s. Esto produce colores azul, rojo y amarillo naranja con algo de rosado. Por fortuna es muy fácil de detectar ya que al colocar la piedra en inmersión en ioduro de metileno, se pueden ver fácilmente zonas de color en la unión de las facetas usando luz difusa. Este tipo de corindones tienen poco valor, dado que con solo pulir la piedra se le puede perder el color.

En cambio la difusión de berilio, da un color naranja rosado, que se constituye para los gemólogos en uno de los tratamientos más complicados de identificar. “Padparacha” palabra hindú como es llamada esta piedra, es una de las más apreciadas y costosas. A comienzos del 2000 aparecieron muchas de estas piedras que en un principio se creía, eran tratadas por calor, hasta que se logró demostrar que se trataba de un nuevo método por difusión de berilio, que dependiendo del tiempo de tratamiento, puede llegar a penetrar toda la piedra, haciendo imposible en algunos casos ser identificado. Si el tratamiento ha sido parcial se puede detectar con microscopio (al colocarlo en inmersión), donde se observa un corazón rosado, rodeado de un anillo color naranja.

Al combinar el tratamiento de berilio con hierro, el zafiro amarillo claro, el azul claro y el incoloro se pueden transformar en amarillo intenso; el rosado cambia al color característico del “padparacha” o en naranja, y el rojo café oscuro, en rojo brillante . El único equipo capaz de detectar este tratamiento cuando ha penetrado toda la piedra y no se puede observar con microscopio es el plasma masas con ablación de laser, uno de los más costosos, lo que conlleva a que muy pocos laboratorios dispongan de este servicio.

Irradiación

Este método ha sido usado para dar color amarillo a los corindones, pero es muy inestable y con la sola exposición al sol, hace que se desvanezca fácilmente el color.

Embellecimiento de claridad

A mediados de la década del 2000 empezaron a aparecer rubíes que presentaban varios tipos de destellos de colores (Flashes), parecidos a los que aparecen en los diamantes en las que sus fisuras han sido rellenados con vidrio. Se trataba de corindones de Madagascar que no tenían calidad para ser llamadas gemas pero, que después de ser limpiadas con ácidos, se les hacia un calentamiento a baja temperatura para su posterior rellenado de las fisuras con vidrio con un alto contenido de plomo, lo que las convierte en gemas transparentes, con apariencia de buena calidad.

Este tipo de piedras tienen que ser muy bien descritas en los reportes de gemología, ya que su clasificación de cantidad de tratamiento casi siempre resulta ser significativa o muy significativa, con el comentario de que la piedra es un compuesto de vidrio con plomo, y explicando que si se remueve el tratamiento, la piedra puede desintegrarse y quedar en varios pedazos.
Este es uno de lo tratamientos mas fáciles de detectar, ya que con microscopio y en muchos casos con una lupa de 10 aumentos se pueden ver grandes cantidades de flashes azules y violetas por todo el interior de la piedra.

DIAMANTES

Contrario a lo que se piensa, el diamante es una de las piedras preciosas con más tipos de embellecimiento, lo que hace que sea necesario el reporte de un buen laboratorio de gemología para su comercialización.

HPHT Altas Presiones Altas Temperaturas

En 1999 la General Electric y Lazare Kaplan CO. anunciaron la creación de una compañía que por medio de un proceso de altas presiones y altas temperaturas removía el color a los diamantes cafés (Tipo IIa). El resultado es tan bueno que estas piedras café quedan incoloras, en grados de color de D a la G en la escala de la GIA.

Hoy son varias las compañías de diferentes partes del mundo que prestan este servicio, por lo cual es común que lleguen este tipo de diamantes a los laboratorios de gemología. Por fortuna es fácil determinar cuándo un diamante es tipo IIa, usando el FTIR, equipo de espectrografía infrarroja.

El proceso de HPHT también es usado para darle color a los diamantes. Los tipo 1, en amarillo, amarillo – naranja y amarillo verdoso, y los de tipo II en rosado o azul. Espectroscopia infrarroja y fotoluminiscencia a baja temperatura identifican estos productos.

Irradiación

En los años 80, comenzaron a aparecer diamantes irradiados por electrones y neutrones seguido de calentamiento para producir una variedad de colores fancy, como el amarillo, café, naranja, rojo, verde, violeta y púrpura con todo tipo de tonos.

Actualmente hay un nuevo modo de tratar los diamantes naturales y sintéticos utilizando primero HPHT, luego irradiación y finalmente calentamiento a baja temperatura para producir colores, como el verde, el naranja, el rosado y el rojo.

Incluso algunos diamantes que tienen la apariencia de tener un color negro, realmente fueron tratados en reactores nucleares produciendo un color verde muy oscuro.

En muchos casos simplemente con un espectroscopio manual se pueden detectar estos tratamientos, ya que tienen un espectro característico diferente al de los naturales. Además con un microscopio para gemología, usando inmersión en ioduro de metileno y luz difusa podemos encontrar zonas de color típicas. El equipo de espectroscopia es el instrumento más seguro para detectarlos.

El único caso en que no se puede detectar si un diamante ha sido tratado con irradiación es el del diamante verde, ya que su color natural fue dado por la naturaleza también por irradiación, por este motivo los más importantes laboratorios del mundo, han llegado a la conclusión de que es indeterminable saber el origen de este color, después de varios días de análisis, así se usen los mejores equipos de espectroscopia.

Embellecimiento de la claridad

Hay dos métodos para mejorar la claridad de los diamantes, el primero es el del relleno de las fisuras con vidrio, que puede ser detectado con microscopio, ya que produce unos destellos de colores particulares, violetas o azules; el segundo es el método con láser que perfora un orificio hasta la inclusión oscura, la cual es removida con ácidos. Actualmente hay un láser más avanzado que hace que se cree una especie de fisura muy delgada desde la inclusión hasta la superficie. Por fortuna se puede observar la fisura con microscopio.

ESMERALDA

La esmeralda es una de las pocas piedras que no se le hace ningún tipo de tratamiento para mejorar o cambiar el color. Desde luego son varios los experimentos que se han realizado para mejorarle el color, como las pruebas que se hicieron en los años 80 con irradiación, que en la mayoría de los casos resultó un color verde café grisoso nada agradable, que además con el tiempo se desvanece al ser expuesto a la luz.

Embellecimiento de la claridad

La esmeralda desde épocas remotas simplemente ha sido embellecida con aceites o resinas para cubrir las fisuras, las cuales previamente se han limpiado para remover los residuos de minerales naturales y los del proceso de talla (Calcitas, Abrasivos, estaño y esmeralda en polvo).

Este embellecimiento es muy fácil de detectar con microscopio o lupa, por los destellos de colores amarillos y azules que producen las resinas, y el filme oscuro de los aceites. Científicamente los equipos de espectroscopía infrarroja FTIR y RAMAN pueden analizar con exactitud el producto que tenga la esmeralda para su embellecimiento.

Turmalina
Embellecimiento térmico

Una de las piedras que más éxito tiene en ventas en los últimos años es la famosa “Paraíba” que se caracteriza por tener un color azul o verde con un tono neón eléctrico, que se logra al exponer la turmalina elbaíta a altas temperaturas.

Su nombre viene del estado Paraíba de Brasil de donde es originaria, por este motivo cuando empezó a salir el mismo material de algunas minas de África, comenzó un debate de los comerciantes brasileros quienes argumentaban, que sólo se podrían llamar “Paraíba” las originarias de Brasil. Esto hizo que la ICA y la CIBJO convocaran varias reuniones entre los laboratorios de gemología y los comerciantes, para definir cuales se podrían clasificar así. Finalmente se decidió que los laboratorios las podían clasificar como Paraíba, solo si contiene cobre y manganeso, algo que se puede determinar usando un equipo de fluorescencia de rayos X en modo energía dispersiva.

Tanzanita
Embellecimiento térmico

Esta hermosa piedra, tan apetecida desde su descubrimiento en 1967, realmente es zoisita café que ha sido calentada para darle ese hermoso color azul violeta. Desafortunadamente es de los tratamientos que no se pueden detectar con ningún equipo a menos que se encuentre, algún tipo de inclusión modificada.

Topacio
Embellecimiento térmico

Topacios naranja – café y amarillos café son convertidos en rosados al exponerlos a altas temperaturas, color que también es encontrado naturalmente.

Irradiación

El topacio azul irradiado es tal vez la piedra que más se ha vendido en el mercado con este tipo de tratamiento, son miles de quilates. Casi todos los topacios incoloros o amarillos claros pueden ser cambiados a café oscuro o amarillo por medio de irradiación, pero son colores inestables al exponerlas a altas temperaturas o a la luz. Sin embargo calentando las piedras a bajas temperaturas (aproximadamente 200° a 300° C) se produce en la mayoría de los casos un color azul muy atractivo y estable que es muy usado en joyería. No existe ningún modo de detectar este tratamiento

Cuarzo
Embellecimiento térmico

La gran mayoría de los citrinos (cuarzo amarillo) han sido producidos al calentar amatistas (Cuarzo morado). Este es otro de los tratamientos que no hay modo de detectar a menos de que se encuentren inclusiones alteradas.

Perla
Embellecimiento térmico

El calentamiento es un método usado algunas veces para dar más color a la perla amarillosa, la cual se puede detectar con equipo de espectroscopia UV-Vis-NIR.

Irradiación

Perlas negras, plateadas y grises de agua dulce han adquirido su color por irradiación, la cual parece alterar el estado del elemento traza manganeso que se encuentra en estos materiales. Una forma sencilla de detectarla en algunos casos es examinar con microscopio dentro del agujero, donde la parte superficial es más oscura que la interior.

Tinturado

Este es uno de los métodos más usados para mejorar la apariencia de las perlas de baja calidad, para dar colores como negro, dorado verde oscuro, plateado y bronce. Uno de los más conocidos es el negro generado con una solución de nitrato de plata, el cual produce una reacción verde tiza cuando es expuesto a luz ultravioleta de onda larga o también se puede reconocer si se observan concentraciones de color en la parte superior de los orificios.

Jade
Impregnación

Para embellecer el jade se necesita primero someterlo a limpieza en ácidos para remover el óxido de hierro de color café (que casi siempre presenta), para convertirlo en un color verde y blanco muy agradable. Esto deja en la piedra poros y fracturas que deben ser impregnadas con una resina epóxica, que le da más transparencia y una hermosa apariencia. Aunque con microscopio podría encontrarse trazos dejados por los ácidos, la mejor forma de detectar la resina es usando espectroscopía infrarroja.

Tintura

Por su estructura bastante porosa el jade se puede tinturar en gran variedad de colores, siendo el más usado el color verde y la lavanda, que son los colores más apetecidos. Este embellecimiento es fácilmente detectable en la gran mayoría de los casos, al observarse concentración de color con el microscopio

Conclusión

Desde épocas remotas los egipcios, los romanos, los griegos y la China antigua ya tenían técnicas para mejorar la apariencia de las piedras preciosas. Podían teñirlas de diversos colores o aceitarlas para mejorar su claridad, como lo describía Plinio el viejo en sus artículos de ciencias naturales en el siglo II. Entonces, que mejor que aprovechar las avanzadas técnicas que existen en el momento para embellecer aún más los hermosos minerales que nos ha dado la madre naturaleza, para adorno personal.
Lo que sí es evidente es que para garantizar un comercio organizado y sin problemas debemos seguir las normas internacionales de la CIBJO y apoyarnos en los laboratorios de gemología, quienes usando equipos de alta tecnología, ayudan a la cadena productiva de las piedras preciosas a que exista una claridad, de los procesos que se han utilizado, para que cuando se haga la venta siempre se declare la verdad, para evitar cualquier tipo de demanda.

En Colombia por medio de las asociaciones que pertenecen a FEDESMERALDAS y con el apoyo de los laboratorios de gemología, se está comercializando la esmeralda, siguiendo los lineamentos de la CIBJO, para que siempre se declare la verdad sobre las sustancias que se aplican a la esmeralda.

Referencias

Mc Clure S, Kane R., Sturman N., Smith C. Gems and Gemology. Gem stone Enhancement, Vol. XLVI Fall 2010 pag. 218 – 237 y Vol. 36 Winter del 2000 pag. 336 – 357.
Chalain J.P., Fritch E., Hanni H.A. Detection of GE POL diamonds. Journal of Gemology Vol. 27, No. 2 pag 73-78

By | 2018-01-04T11:21:44+00:00 enero 4th, 2018|Sin categorizar|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment